Despierta!

•noviembre 17, 2009 • Dejar un comentario
No es un pedido, es un imperativo.

“Si digo que te levantes
es porque creo y siento en tu reacción.
Y es que sentado en ese lugar no te puede ver nadie.
Se oyen gritos de confusión.
Es buen augurio que ya no haya calma en vos.
Crea revolución, creo en tu fuerza y voy con vos.
Que se sienta , que se escuche, que se vea tu presencia.
Nada de esto será en vano.
Sé que suma y no resta.
Tu intención de levantarte
para mí es lo que cuenta.
Se hace claro ante mí,
me libera y alienta”.

TU PRESENCIA – Nonpalidece

Anuncios

Te escucho y tiemblo

•octubre 20, 2008 • 4 comentarios

Superar la incógnita.

Entrar.

Es esencialmente lúgubre.

Superficialmente sapo.
Pero comulgar.

Caminar. Husmear.
Incertidumbre.

Ser parte. Dejar de observar.

Trazos estridentes. El mural. ENSAMBLE YIDAKI
Movilizante.
DESPIERTA.

Ha llegado.

Siente. Juega.
Y actúa.

Leve palpitar.

Cae en suaves borbotones.

Vibra.

Somnolencia placentera.
Goce profundo.

Se estremece.
Se retuerce y golpea.

Inmóvil. 
Imperceptible.

Pero grita.
Desde adentro, grita.
Y ESTALLA.


«Ensamble Yidaki»

Meet me in Montauk…

•octubre 7, 2008 • 1 comentario

Joel: I can’t remember anything without you.
Clementine: That’s sweet, but try.

 

“Eternal sunshine of the spotless mind”. O Eterno resplandor de una mente sin recuerdo, en su versión en español.

Una película para deleitarnos. No podemos simplemente mirarla, con pausas para ir al baño, o comentarios superficiales. Cada fotograma nos dice algo sobre quiénes somos en la caótica y siempre delirante relación amorosa entre Joel y Clementine. Dos personajes claramente indetificables en nuestras vidas cotidianas.

Si somos capaces de encontrar la profundidad en el guión, la calidez en los detalles, el geométrico descontrol de colores, brillos y contrastes en las imágenes,  descubrimos entonces un rompecabezas perfectamente encastrado.

El nombre de la película está inspirado en un fragmento del poema ‘Eloisa to Abelard’ del poeta Alexander Pope:

“How happy is the blameless vestal’s lot!
The world forgetting, by the world forgot.
Eternal sunshine of the spotless mind!
Each pray’r accepted, and each wish resign’d;”

Por momentos desconcertante, por momentos punzante.

La música es protagonista. Especialmente la canción “Everybody’s gotta learn sometimes” interpretada por Beck. Una perlita para no desperdiciar. (audio)

Y una escena final que condensa en una respuesta el ‘quid’ de este metafísico largometraje. (video)

Tantas veces recomendada, ahora yo la recomiendo. Una película llena de escalofríos.

La pálida

•septiembre 23, 2008 • 4 comentarios

Cansancio - Carolina Campos

Si este espacio es una invitación a hacer nido, brindar refugio en las palabras es mi tarea ineludible.

Y a veces ese refugio es expresado en la más sincera confesión.

Galeano tiene esa capacidad de decir aquello que necesita ser dicho, gritado a los cuatro vientos, o susurrado al oido como sagrada confidencia.

Como siempre, es capaz de ponerse en nuestra piel. Aún, en una piel desolada.

 “Mis certezas desayunan dudas. Y hay días en que me siento extranjero en Montevideo y en cualquier otra parte. En esos días, días sin sol, noches sin luna, ningún lugar es mi lugar y no consigo reconocerme en nada, ni en nadie. Las palabras no se parecen a lo que nombran y ni siquiera se parecen a su propio sonido. Entonces no estoy donde estoy. Dejo mi cuerpo y me voy, lejos, a ningun parte, y no quiero estar con nadie, ni siquiera conmigo, y no tengo, ni quiero tener, nombre ninguno: entonces pierdo las
ganas de llamarme o ser llamado.”
 
El libro de los abrazos

Si es posible la identificación, tarea cumplida.

Mafalda beatle

•septiembre 19, 2008 • 5 comentarios

Un buen amigo que es fanático de The Beatles y ávido lector de Mafalda me pasó esta imagen: 

Creo que Quino logró caricaturizar, en el mundo de Mafalda, la visión de una generación que estaba cambiando; la válvula de escape de un cúmulo de concepciones que hoy muchos consideran arcaicas.

Y qué decir de The Beatles. Grandes músicos confiesan que no serían quienes son, si la beatlemania no hubiese formado parte de sus vidas.

Mafalda se confiesa fan número del cuarteto inglés … Y yo creo que tal vez Miguelito sea la representación más fiel de las utopías de Imagine de Lenon.

El dibujo propone un juego. ¿Qué personaje de la historieta representa a cada beatle? ¿Lo hace con justicia?

Tiza, mi maravilla

•septiembre 11, 2008 • Dejar un comentario

Hace algunos meses – que ya deben sumar un año- perdida en el “eter cibernético” me encontré con esta perlita musical. Cada vez que me pasa esto de encontar unas palabras o algunos acordes que me descolocan bastante, me siento bendecida. Disfruto tanto de esos momentos -que siento sólo míos y preparados para mi-, que después no puedo dejar de relatarlos y recomendar el objeto de mi exhaltación. Tiza es uno de ellos. Una cantautora maravillosa que se presenta en bares y esquinas de España y que, por casualidades de la vida, terminó en mi pantalla. Su voz y su guitarra son invitaciones a hacer nido en su rincón del mundo. No puedo más que invitarte a dejarte deleitar por ella…

YA LO VES – Tiza, en el Búho Real (audio) – sé paciente y tomate el tiempo, ¿si? –

Tiza

YA LO VES

Ni cielo, ni aire
Ni estufa que aguarde
Mis pies dando vueltas 
Bajo tu edredón
Pasé por tu calle
Y había oleaje
En tu habitación
Suicidar acordes
Cambiar de pronombre compuesto
Ahora sólo yo
Ni techo maltrecho
Ni esquina en el pecho
Que me haga pasar de estación…

 Si te gustó, seguí escuchando. Te aseguro, te vas a enamorar.

El mundo

•septiembre 1, 2008 • 3 comentarios

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
-El mundo es eso -reveló-. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.”
(Audio)
EL LIBRO DE LOS ABRAZOS Eduardo Galeano

Eduardo Galeano no es un escritor. No es un periodista. No es un historiador. Es mucho más que un relator de anécdotas o un narrador de cuentos. Eduardo Galeano es un profeta de nuestros tiempos. No porque tenga la capacidad de predecir el futuro, sino porque puede alumbrar el presente, mediante las revelaciones del pasado.

Buceando a través de sus líneas, descubrimos una nueva Latinoamerica, nos reencontramos con nuestras raíces, y descubrimos al otro como una variante de nosotros mismos.

Eduardo Galeano siempre es una invitación a reflexionar, a dudar, a cuestionar, a preguntar.

“Somos un mar de fueguitos”. Cada vez que recuerdo esta definición y los tipos de fueguitos que describe, me pregunto a qué clasificación pertenezco yo. ¿Y vos? No ser parte de la solución, ¿significa ser parte del problema?